fbpx

Categoría: Externos

Discos SSD portátiles y adaptadores

Una vez conocidos los estándares y sus conectores gracias a nuestro artículo sobre USB y Thunderbolt, si quiero un SSD para portátil o sobremesa externo, o quiero convertir un SSD en portátil, ¿Qué tipo de estándar he de...

Leer más
Cargando…

SSD externos

Las unidades de estado sólido o SSD son discos duros de tecnología que empieza a estar en auge aunque no es tan nueva, lo que hace que las SSD sean más caras que las unidades de disco duro mecánicas HDD tradicionales. Sin embargo, aunque el precio es más elevado en las unidades SSD están bajando año tras año, alcanzando casi la paridad con sus homólogas mecánicas en algunos casos. Hace tan sólo unos pocos años, los precios de los discos duros SSD internos eran tan elevados que los discos duros SSD externos estaban fuera de lugar. Pero hoy son una realidad.

SSD externo frente a disco duro externo

Teniendo en cuenta los propósitos principales de un disco externo, si es un disco duro mecánico o disco duro de estado sólido, ambas categorías satisfacen de forma parecida. Ambos ofrecen más espacio de almacenamiento que las unidades flash USB. Los dos son portátiles. Y por supuesto los dos tipos de unidades de discos duros pueden realizar fácilmente copias de seguridad de los datos desde un PC o portátil.

Hay dos diferencias principales entre un SSD externo y un disco duro externo. El primero es el rendimiento. Del mismo modo que una unidad SSD interna supera a una unidad de disco duro interna debido a la forma en que se construye cada tipo de unidad, la misma lógica sigue para sus homólogos externos. Un disco duro externo SSD no tiene partes móviles, a diferencia del disco duro mecánico, que tiene que esperar a que los discos giren hacia arriba y hacia abajo al leer y escribir datos. La segunda diferencia es la fiabilidad. Una vez más, debido a que el disco duro sólido externo no tiene piezas móviles, hay menos desgaste y menos componentes internos que fallen. En general, las memorias SSD tienen un tiempo medio entre fallos (MTBF) muchísimo mayor que los discos duros convencionales mecánicos. Por último, dado que es muy probable que la unidad externa se desplace con el propietario, hay menos posibilidades de que se pierdan datos o se dañen con las unidades SSD, ya que no hay piezas móviles que se puedan romper durante el transporte.

¿Quién debería comprar un disco duro externo SSD?

Cualquier persona que trabaje con datos importantes que necesiten ser transportados, definitivamente debería invertir en un SSD externo. Esto no necesariamente limita los casos de uso a operaciones empresariales de alto secreto. Los empresarios influyentes que tengan que viajar con documentos o presentaciones importantes se beneficiarán definitivamente de un disco duro externo SSD. Incluso los estudiantes que tienen que entregar un proyecto importante pueden considerar comprar alguno de estos tipos de unidades de estado sólido.

Además, las personas que necesitan trabajar con archivos grandes allá donde vayan, apreciarán la velocidad y el rendimiento de las unidades SSD externas. Esto incluye editores de video, artistas de producción, edición de música, fotógrafos, diseñadores gráficos y más. El tiempo es de los únicos recursos que no se puede reponer y un disco duro externo SSD ahorra mucho tiempo a los profesionales cuando trabajan con archivos grandes que deben transferirse de un portátil o PC a otro o abrir y trabajar con programas de edición.